viernes, 2 de abril de 2010

Suero Líquido de la Leche

Una mañana, escuchando una entrevista noticiosa en la radio, tenía la palabra un reconocido empresario de la leche, quien se quejaba por las medidas que había tomado el gobierno nacional a lo largo de los últimos 25 años y que iban en detrimento de los industriales de la leche y sobre todo los pequeños productores del preciado líquido en nuestro país; me llamaba la atención que hacía énfasis, el señor, en el suero de la leche y que en un momento dado el país recurría a la importación de éste líquido y hablaba que en sí este elemento era mas que todo azúcar. Entonces pensé: “...Hum tantas veces separando el suero costeño y desechando el líquido amarillo verdoso sobre el cuál queda la crema, siempre supuse que éste líquido debería servir para algo” Cuando no hablaba del suero de la leche, se refería a él como la “proteína” de la leche. Y zas !! En la última preparación del suero costeño, guardé este líquido para hacer alguna receta con él pero, como a primera vista no veía que podía hacer con él (¿ arroz ? era lo primero que pensaba) y consultando algunas recetas me aventuré con el pescado, en un principio y con mucho éxito les presento dos recetas (receta1 receta2) a propósito de la semana santa.

Adicionalmente les comento que el suero de leche, a principios del siglo pasado, era la estrella en los centros de rehabilitación y hospitales y recomendaban tomar un vaso diario de éste elemento y que no dejara añejarse mas de medio día después de ser obtenido, esto debido a que las propiedades del acido láctico iba cambiando con el paso de las horas y ya no era tan beneficioso para el cuerpo, pero les puedo asegurar que guardándolo en la nevera para usarlo en los próximos 5 días (o mas) en recetas funciona a la perfección. Y efectivamente, este suero de la leche contiene una super proteína que se comercializa como suplemento para dieta de los deportistas (Whey protein) por la capacidad que tiene para interactuar con el sistema muscular a demas de otras propiedades saludables:

- Estimulante del peristaltismo intestinal
- Regenera la flora intestinal
- Estimula y desintoxica el hígado
- Favorece la eliminación del exceso de líquido en los tejidos
- Activa la eliminación de toxinas por los riñones
- Mejora la asimilación de nutrientes
- Corrige el medio orgánico

Bueno como no soy medico ni nada de eso, esto está escrito a modo ilustrativo, pero denle un “googolazo” al tema o consulten con su médico a ver que les dice porque tal parece que a parte de la delicia que es el suero costeño, ahora hay que echarse el líquido que “sobra” del proceso de elaboración.

Bagre Cuasi Estofado

2 Libras de Bagre cortado en rodajas
1 Rama de cebollín
½ Cebolla Roja
¼ Pimentón
4 Dientes de ajo
Sal y limón
1 Copita de aceite
1 Copa de Whisky o Ron
1 Pocillo de suero líquido

Lave las postas y sóbelas con sal y jugo de limón. Mientras corte la cebolla Roja en tiras largas y pique la cebolla en rama, corte el pimentón de julianas delgadas, el ajo en rodajas delgadas. Caliente la sartén en alto, ponga la copa de aceite y ponga a dorar las postas. Agregar la verdura picada. Luego de 10 minutos, baje la temperatura del fogón y rociar el pescado con la copa de licor. Voltear las postas y agregar el suero líquido y dejar reducir por aproximadamente 8 minutos. Servir con patacones con hogao, aguacate y puré de papas.

Trucos:

1. A pesar de que la regla número 1 de un estofado es la tapa, No lo tape.

2. Para voltear las postas, utilice una espátula como la que usa para las tortillas y use sartén de hierro o antiadherente, es importante que las postas no se desbaraten y conserven el dorado que le da contra la superficie del sartén.

Filete de Róbalo

3 o 4 Filetes de róbalo (ya se les ha separado la espina)
¼ Cebolla roja
½ Pimentón rojo
1 Ramita de albaca
1 Copa de aceite
1 Copa de vino tinto
1 Pocillo de suero líquido
Sal al gusto


Descongele el filete y lávelo. Pongale la sal al gusto y dejelo reposar unos 5 min. Corte la cebolla roja y el pimentón en julianas delgadas. En una sartén agregue el aceite y caliente a fuego alto. Colocar con cuidado los filetes de de róbalo, agregue la cebolla y el pimentón. Deje sofreír por un solo lado por aproximadamente 8 minutos. Antes de voltearlos, agregue la copa de vino a lo largo de los filetes. Dele la vuelta a los filetes con el cuidado de no irlos a romper en el procedimiento. Inmediatamente agregue el suero líquido y baje la temperatura del fogón a medio bajo. Espolvoree las hojitas de albaca y deje reducir unos 7 minutos. Servir con arroz blanco y ensalada de tomate y/o aguacate.