domingo, 30 de agosto de 2009

Buñuelos de Frijol Cabecita Negra

Esta receta es de las mas sabrosas que se pueden probar, pero como todo, tiene su grado de dificultad, pero mas que dificultad, paciencia diría yo.

1/2 Libra de frijol cabecita negra, seco.
2 Huevos.
3 Aceite para freír.
4 Sal y Azúcar al gusto.

La víspera, se dejan los fríjoles en agua, para que se hidraten y ablanden.

Temprano por la mañana, comienza el proceso de pelar los fríjoles para sacar los dicotiledones y desechar la laminilla que los cubre, incluyendo el característico "ojo negro".

Cuando la media libra de grano esté completamente pelado y limpio, agregue este producto a una licuadora con los dos huevos azúcar y sal. Mi proporción favorita es: una cucharada de azúcar por una puntica de sal. Tape la licuadora. Mientrastanto, ponga a calentar el aceite a fuego medio, igual como si fuera hacer buñuelos de navidad.

Va Ud. a poner a funcionar la licuadora por 10 segundos a bajas revoluciones, cuando deje de funcionar, con cucharita de palo, revolverá Ud. Un poco la mezcla. Ponga a funcionar nuevamente la licuadora por 10 segundos, apague, revuelva y repita hasta que los granos se hayan convertido en una pasta uniforme y fluida, que la licuadora pueda seguir moliendo sin necesidad de revolver con la cuchara, cuando esto suceda ya puede prescindir de la licuadora.

Como ésta mezcla no se puede manipular con las manos, tomará Ud. Una cuchara sopera y saca de la mezcla una porción equivalente a la mitad y un poco mas, con cuidado la vierte sobre el aceite caliente, tal cual como si estuviera desocupando una gota de miel, no deje sumergir la cuchara en el aceite y tampoco lance el contenido de la misma sobre el aceite, solo deje que la harina caiga en el aceite suavemente. Por efecto del calor y la contextura de la harina, el buñuelo empezará a flota en el aceite, no espere una figura geométricamente redonda, pero si lo suficientemente parecida para disfrutar como aperitivo al desayuno o acompañante de plato fuerte.

Ellos mismos tienden a darse la vuelta en el aceite caliente, pero cuando algo evita que esto sucede, simplemente ayúdelos volteando con un tenedor. Cando estén uniformemente dorados, sáquelos y déjelos reposar en un escurridor de aceite.

Trucos:

1. A las abuelas o mas tradicionales les gustaba pelar el grano uno a uno, entonces pida colaboración al grupo mas inquieto de la familia para que ayude a pelar, con el cuidado de poner el preciado fruto en una taza y disponer del desecho, eso si con cuidado y las manos bien limpias.
2. Si tiene máquina de moler maíz de manivela, entonces puede ahorrar un poco mas de tiempo, si no por lo menos se divierte haciendo algo diferente: Aflojar el tornillo del disco que dá el grado de textura al maíz molido al máximo y graduelo al tamaño aproximado a medio fríjol, esto para que no vaya a pulverizar el grano y que éste se combine con la lámina de desecho. El objetivo es que al pasar el fríjol por la máquina, la presión de los discos de moler descascaran el grano y deja casi intactos los cotiledones que se usan para hacer la harina.

3. Para extraer el desecho de los granos, según el truco 2, agregue agua suficiente en la taza o balde donde queda el producto del molino, esto hará que la cascarilla o lámina del fríjol flote y Ud. podrá disponer del desecho ya que el producto utilizable queda en el fondo. Repita la operación las veces que sea necesario termine de limpiar manualmente los granos que no se desbarataron en el molino o las laminillas que no flotaron.

4. Paciencia y pulso, ya les dije.

3 comentarios:

  1. me salvaron la patria, esto buñuelos me tenían triste....

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno y qué fácil fue hacer estos deliciosos buñuelos. Gracias por colocar la receta. Dios Te Bendiga!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias mi esposa iba a desechar libra i media porque estos se mojaron pero leí este articulo y lo ogre gracias

    ResponderEliminar